La puesta en escena

Desmitificamos al guapo argentino. Nos metemos en la piel de una sufriente madre que cree educar correctamente a su hijo. Mostramos uno de los nuevos oficios de la esplendorosa época que vivimos los argentinos. Nos reímos sin piedad del ridículo galán que todos llevamos adentro. Y, para hacerla completa, les echamos una ácida mirada a los humanos, con todas sus manías, prejuicios y obsesiones desde el mundo canino.

La puesta en escena está articulada en dos partes, con un entreacto. Las escenas son breves y proponemos la integración de los espectadores en algunas de ellas, propiciando que su participación sea distendida y respetando su condición en todo momento.

La ambientación y puesta en escena que proponemos corresponde a la utilización de tres escenarios de pequeñas dimensiones, sin construcción escenográfica, entre los que alternamos para desarrollar las diferentes escenas. Estos escenarios se ubicarán estratégicamente, intercalados entre diferentes grupos de espectadores para facilitar la comunicación y la posibilidad de interactuar entre ellos.

Por otro lado, apelamos a un lenguaje y un diálogo populares, haciendo permanente referencia a lugares y modismos comúnmente utilizados por el público argentino y, en especial, por el de nuestra querida ciudad de Mendoza. Así mismo, podrán percibir un marcado sabor local en la construcción de personajes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s